El matrimonio Indígena en el pasado

El matrimonio indígena también tiene su historia.

Una vez recogida suficiente carne y pescado, el padre del novio rogaba a los cazadores para que le ayudaran a transportar los dos o tres quintales de comida.

Generalmente a la madrugada llegaban a casa porque viajaban por la noche para evitar que los huaoranis los atacaran en la mañana.

En el hogar esperaban las mujeres y los ancianos, quienes les tenían preparada la chicha fermentada.

mujeres-kichwas

Un poco mareados iniciaban el baile a son de un tambor pequeño y un pingullo.

Comentaban a viva voz las acontecimiento más importantes de la cacería, haciendo burla de las equivocaciones que hicieron al momento de la caza.

Al día siguiente el padrino y el acompañante iban a casa de los padres de la novia con un gran maito de la mejor carne y el más sabroso pescado, con el propósito de fijar la fecha y la hora del matrimonio. De esta visita los padrinos volvías a sus casas completamente borrachos.

Los preparativos se realizaba por lo menos con 8 días de anticipación, participaban activamente los padrinos, músicos, padres y familiares del novio.

A la víspera se reunían todos en la casa preparada para el efecto para iniciar el ritual de la boda que consistía en comer el tradicional alimento de yuca picada con carne o pescado y bailar con vestimenta típica.

baile-kichwa

El novio participa en todo lo que había que hacer como preparación para perder el miedo durante la boda, en este repaso hace las veces de novia la esposa del músico.

Los consuegros iban de casa en casa haciendo las invitaciones correspondientes.

Los invitados se concentran en la casa de la novia para desde allí, marchar todos juntos a la casa del novio.

Por parte del novio se selecciona de 3 a 6 hombres para recibir a los invitados de la novia.

indígenas-de-la-amazonía

Cuando están cerca, salen al encuentro para brindar chicha, cigarrillos y cachigua (aguardiente), a este acto se le conoce como ¨Tupashca Upina”.

A la casa del novio primero ingresan los hombres y ocupan lugares previamente señalados, las mujeres, entretanto, preparan a la novia.

Previa alabanza del músico, comienza el saludo de los padrinos y a los acompañantes con sus respectivas mujeres, luego al padre del novio y al resto de presentes.

Los músicos alaban la belleza de la novia mientras los padrinos danzan y solicitan autorización para el ingreso de la novia, quien llega cubierta con la ropa nupcial kichwa e inmediatamente forma parte del baile acompañada de las madrinas que le aconsejan para que se porte bien el nuevo hogar.

El músico de turno canta a la novia y anuncia que la doncella quedará ligada para siempre al hombre que será su marido, en ese momento la futura esposa baila tapada la cara.

chica-indígena-kichwa

Terminada la danza los novios se sientan en el suelo, en la mitad de la sala para que los padres y padrinos aconsejen a la pareja.

Se reparte la comida típica, más tarde llegará la chicha, los cigarrillos, el aguardiente que emborracha y confunde a la gente.

El mejor trato durante la ceremonia reciben los familiares de la novia. pues, la mejor comida y bebida es para ellos.

matrimonio-indígena

A la mitad de la boda, los padrinos y padres del novio agradecen a los padres de la novia mediante un diálogo que tiene como fondo el sonido del tambor.

Al terminar suelen decir “en la vida y en la muerte seguiremos amándonos, encontrándonos, gracias”. Los que agradecen besan los pies de los padres de la novia en señal de respeto.

La fiesta generalmente dura dos o tres días.

En la confusión no es raro que la novia haya regresado a la casa de sus padres.

Algunos perfiles de Tena-Fundación Nosotros, 1995

David Guevara Yépez

Temas que te pueden interesar

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Ubicación de Tena

A %d blogueros les gusta esto: