La Desconcentración como Principio Administrativo y su relación con la Educación | Por Ing. Josselin Varela

Josselin Pamela Varela Zambrano

Ingeniera en Administración Pública

  • Diplomado en Dirección Estratégica de Negocios Empresariales
  • Cursando el segundo semestre de un Máster en Gestión Pública
  • Contacto: joss3varel@hotmail.com

“La Desconcentración como principio administrativo y su relación con la Educación”.

La ejecución y aplicación exitosa de políticas públicas no depende solamente de lo que se haga en la administración, si no, también del contexto en el cual las mismas serán desarrolladas, involucra a la economía, política, opinión pública, decisiones internas y externas, ciudadanos y sus actividades.

Según el artículo 227 de la Constitución de la República del Ecuador, se reconoce a la ¨desconcentración¨ como un principio administrativo.

Constitución de la República del Ecuador

Lo cual es sustentado en el Código Orgánico Administrativo en su artículo 7.

Art. 7.- ¨Principio de desconcentración: La función administrativa se desarrolla bajo el criterio de distribución objetiva de funciones, privilegia la delegación de la repartición de funciones entre los órganos de una misma administración pública, para descongestionar y acercar las administraciones a las personas¨.

Código Orgánico Administrativo (COA)


El Ministerio de Educación posee sus competencias definidas en la Ley Orgánica de Educación Intercultural, en su artículo 22.


Art 22.- ¨Competencias de la Autoridad Educativa Nacional: La competencia sobre la provisión de recursos educativos la ejerce de manera exclusiva la Autoridad Educativa Nacional y de manera concurrente con los distritos metropolitanos y los gobiernos autónomos descentralizados, gobiernos autónomos municipales y parroquiales de acuerdo con la Constitución de la República y las Leyes.

Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI)

Además, dentro del mismo artículo se expresa en el literal i.

Art 22, literal i.- ¨Requerir los recursos necesarios para garantizar la provisión del talento humano, recursos materiales, financieros y tecnológicos necesarios para implementar los planes educativos¨.

Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI)

Es evidente que las competencias asignadas al órgano responsable de la educación poseen un nivel bajo de cumplimiento en cuanto respecta a indicadores de gestión; las actividades exclusivas del Ministerio de Educación y entidades adscritas, en algunos casos han pasado a ser ejecutadas por los propios usuarios del servicio final, esto involucra el uso de recursos económicos y tecnológicos que no formaban parte de la planificación financiera de varias familias ecuatorianas.

Hipotéticamente también existirán recortes presupuestarios a nivel micro en la economía doméstica ecuatoriana.

Por ende, es inconstitucional que el derecho a la educación pase a ser considerado un bien público de carácter exclusivo, las consecuencias no solo golpearán a este sector de la población, si no, a todo lo que gire alrededor del mismo.

Se debe solicitar a las autoridades competentes avocar de inmediato el recurso de transferencia de competencias priorizando la delegación temporal de funciones a órganos y entidades educativas de derecho público y privado utilizando el recurso legal establecido en la Ley Orgánica de Educación Intercultural, en su artículo 6.

Art. 6.- Obligaciones.- ¨La principal obligación del Estado es el cumplimiento pleno, permanente y progresivo de los derechos y garantías constitucionales en materia educativa, y de los principios y fines establecidos en esta Ley¨.

LOEI

Del mismo apartado rescatamos lo expreso en el literal p.

Art. 6, literal p.- ¨Coordinar acciones con sistemas y subsistemas complementarios con los distintos niveles de gobierno, así como con los sectores privados y de la sociedad civil a fin de garantizar una educación de calidad¨.

LOEI

Será indispensable la actuación de los distritos metropolitanos, los gobiernos autónomos descentralizados, gobiernos autónomos municipales y parroquiales, para coordinar actividades que generen la coyuntura óptima que permita la distribución objetiva de funciones, buscando siempre articular los demás principios administrativos en cada una de las actividades a realizar.

La educación es el arma más poderosa que podemos usar para cambiar el mundo, luchemos por mantener con nosotros aquel legado que muchos héroes consiguieron a base de esfuerzo, sudor, lágrimas y sangre.

Seamos fiscalizadores de las acciones de nuestros representantes, sancionemos hechos corruptos empezando por nuestro entorno, reconozcamos las oportunidades que se generan a partir de las amenazas inherentes al cambio.

El Covid-19 demostró que el desarrollo y permanencia del ser humano en este mundo guarda relación con su capacidad de enfrentarse a situaciones sin precedentes, por lo que deberíamos considerar a la resiliencia como parte de los principios administrativos.

A partir de hoy, este principio deberá estar presente en la planificación de cualquier nivel de gobierno y en nuestro diario vivir, ya que es vital desarrollar la capacidad de adaptarse positivamente a las situaciones adversas y recuperar el equilibrio después de haber sufrido una perturbación.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Ubicación de Tena

A %d blogueros les gusta esto: